Una vida puede cambiar el mundo entero

En circunstancias nos encontramos tan ocupados, tratando de hacer que todo funcione para cumplir nuestros  sueños, que nos olvidamos de la razón principal por la cual Dios nos los regaló: para, a través de ellos, salvar a las ovejas perdidas. 

Al Señor le encanta que nos congreguemos y sirvamos en nuestras iglesias, siempre y cuando no perdamos el objetivo principal de porqué lo hacemos. Esa gran misión de rescate de las almas. 

Que estás esperando para ser la luz en otros caminos?. Tener más tiempo? dinero? recursos?.

La iglesia debería ser un lugar de entrenamiento, donde tomamos las herramientas necesarias para salir al mundo en busca de esas personas que están esperando a ser transformadas.

A veces sacrificamos lo importante por lo urgente, quizá con las mejores intenciones, pero terminamos mirando solamente nuestro camino y nos olvidamos que el corazón de Dios se derrama por las personas que todavía no fueron encontradas.

Dios puede usarte con lo que tienes y eres hoy…

El mundo clama por la manifestación de los hijos de Dios. Hoy hay personas que se despiertan sin esperanza, con miedos y preocupaciones que los consumen, sin saber que existe un Dios que los ama y quiere tener cuidado de ellos. Cada día qué pasa sin que hagamos algo por ellos, sus corazones se alejan más de su Creador y eso es algo que Dios nos va a reclamar como hijos.

Que estás esperando para ser la luz en otros caminos?. Tener más tiempo? dinero? recursos?. Dios puede usarte con lo que tienes y eres hoy, solo necesita de tu corazón dispuesto para actuar en otras vidas. Así que, alza los ojos y mira, a quien te está poniendo Dios alrededor para que seas luz en su oscuridad? No te olvides que esa vida transformada a través de Jesús puede cambiar el mundo entero.

«La creación aguarda con ansiedad la revelación de los hijos de Dios». Romanos 8:19 NVI

Sabrina Prieto
Sabrina Prieto

Puedes utilizar el presente material mencionando la fuente : Héroes en Cristo.